El ciclo sexual de las perras

celoperras1.png

El celo de las perras suele presentarse dos veces al año, aunque esto puede variar y, en algunos casos, el intervalo puede acortarse o prolongarse. Las perras suelen tener su primer celo entre los seis y los diez meses en el caso de las razas pequeñas, alargándose hasta más de un año de edad en las razas de gran tamaño.

El ciclo sexual de las perras se divide en cuatro partes:

1º) Proestro

Es la primera fase del ciclo y suele durar diez días de media, pero puede variar entre tres días y tres semanas. Se reconoce porque comienza el sangrado vaginal y la vulva aumenta de tamaño, pero muchas perras de lamen la vulva y evitan que nos demos cuenta del sangrado.

Algunas perras tienden a orinar con más frecuencia o en lugares en que no lo hacían habitualmente, otras intentan escapar o son más insistentes a la hora de pedir en salir a dar sus paseos habituales. Los machos se sienten atraidos por las hembras, pero estas no son aún receptivas y los rechazan girándose o sentándose.

2º) Estro

La segunda fase es la de estro o celo verdadero, que comienza cuando la hembra es receptiva y termina cuando rechaza de nuevo a los machos. La duración de esta etapa es variable 5 -10 días aunque, como en la fase anterior, puede variar de tres a veintiún días. El sangrado comienza a desaparecer o se hace mucho menos intenso y la vulva se hace aún más grande.

En esta etapa se produce la ovulación, que puede tener lugar tanto en los primeros días como en los últimos días del ciclo. constituye el momento idóneo para que la hembra se quede preñada.

3º) Metaestro o diestro

La duración de esta etapa varia entre los 110 días y los 140 días y da lugar al final del celo propiamente dicho. Se produce independientemente de si ha ocurrido o no gestación. En ella no existe ya atracción entre los dos sexos y si ha existido monta y gestación, se desarrollan los signos típicos de la preñez: Crecimiento del abdomen, aumento del peso, lactancia, etc.

En el caso de las perras que no hayan quedado preñadas, pueden presentar síntomas de pseudogestación o falsa preñez o embarazo psicológico.

4º) Anestro

La cuarta fase es la de reposo sexual. Es la más larga y es el tiempo que transcurre entre dos ciclos de la perra. En esta fase no hay actividad sexual de ningún tipo.

Este es el único momento en el que se podría suministrar anticonceptivos en las perras para  evitar los próximos celos, ninguna de las etapas anteriores son adecuadas para usar anticonceptivos, de suministrarlos fuera de éste período hay muchas probabilidades de ocasionar una Piómetra Canina.

También es el momento ideal para realizar la castración de las perras si no se tiene intenciones de hacerla reproducir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s