¿Puedo dar fruta a mi perro?

La respuesta es sí… pero con moderación. Igual que para las personas, las frutas son una buena fuente de vitaminas y antioxidantes, aunque también tienen azúcar, y precisamente por este motivo no conviene dársela a los perros en grandes cantidades.

De todas formas no os preocupéis porque lo normal es que el perro las rechace y se incline por alimentos mucho más contundentes como un trozo de pollo, carne, embutido, las sobras del cocido o cualquier resto de frito que te haya sobrado y tengas en un plato en la encimera, por no decir queso, dulces, croquetas, restos de pizza o las lentejas que quedaron de anteayer ¿os suena esto, verdad?

148-Dar-fruta-a-los-perros-11_05-604x270

Sin embargo, si nos lo proponemos la fruta puede ser una muy buena opción para dársela como premio, así que merece la pena el esfuerzo de poco a poco ir acercándosela para que aprenda a disfrutarla. El capítulo de las frutas trae sorpresas porque, aparte de tener la precaución de no ofrecérselas en exceso, debemos saber que algunas son realmente tóxicas para ellos: las uvas y el aguacate.

Por el contrario hay todo un grupo que pueden ser muy beneficiosas: manzana, pera, plátano, melón, melocotón, piña… eso sí, igual que haríamos con un niño, hay que acostumbrar al cachorro al sabor y la textura empezando por las más dulces y siempre quitándole la piel, las pepitas y la parte más dura, que suele ser la más amarga.

En resumen, fruta sí pero no mucha y no toda… y paciencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s